No creo que los socialistas sean malas personas
Alan Riedmaier
Inversor y analista financiero, magistrando en "Value Investing" y "Austrian Economic cycle theory" - OMMA .

TWITTER https://mobile.twitter.com/alanriedmaier1




No creo que los socialistas sean malas personas, por el contrario miran muchísimo la realidad del prójimo y personalmente los que conozco, tienen un gran corazón, ademas de una profunda inteligencia que los lleva a cuestionarse el funcionamiento de la economía. Estos dos puntos son un cóctel peligroso que los lleva a apoyar pseudo-soluciones efectivas en el corto plazo, que vienen sigilosamente por atrás y te clavan un cuchillo en la espalda. El problema es que no ven este proceso por que la economía escapa del sentido común y de lo que esta a la vista cercana. Como alguien drogadicto con cero conocimientos de medicina que festeja al médico que le sigue dando más cocaína por que ve con su EXCELENTE sentido común que le hace bien, enojándose con el medico que le quita la droga por que siente como empeora. Parches de corto plazo que cuando se los descubre ya es muy tarde y el problema esta en una etapa muy avanzada. 

El socialismo causa miseria y hambruna, sumado a que es la semilla para que nazca el comunismo, responsable de los mayores fracasos económicos de la historia y de millones de muertes de seres humanos por hambruna o violencia, atentando contra la libertad individual de las personas. Por el contrario, el capitalismo viene siendo demonizado ante nuestro inconsciente desde que somos jóvenes, que veíamos al tío rico del pato Donald, un desgraciado.

El gráfico que adjunto muestra mayor nivel de capitalismo en el color verde, pasando por cada vez más intervención de los políticos en la vida de las personas con un avance del socialismo sobre las libertades humanas, hasta llegar al comunismo al final. Darle mayor poder a los políticos es arrebatárnoslo a nosotros.

En Suiza (numero 4 en el índice) el salario medio de los trabajadores es mayor a US$ 6.000 por mes, en cambio, en Argentina (numero 148) apenas por encima de US$ 500. ¿Es el empresario argentino un malvado explotador y el suizo tan pero tan bueno que ya pasa a ser boludo? No, son todos iguales. La diferencia radica en que el suizo está obligado a pagar esos sueldos porque hay tantos empresarios compitiendo por contratar a los trabajadores, que si no pagan salario altos de mercado -oferta y demanda- otro le gana de mano y lo contrata. El nivel de capitalismo es tan alto que todos los empresarios están en una constante lucha para satisfacer a las personas con buenos productos o precios mas bajos. 

La gente cuando entra al supermercado vota por un producto u otro, y así las personas decidimos hacer exitoso al que mejor nos sirve lo que deseamos, y por el contrario, el que no nos satisface, lo hacemos quebrar -soberanía del consumidor por tener el bien de mayor liquidez, el dinero-. 

En resumen, en el capitalismo los consumidores son los que guían la producción. Si mi deseo de pollo aumenta en detrimento de mi deseo de asado, mandamos esa señal a través del sistema de precios que, al ser percibida por los empresarios, se crea un arbitraje, abandonan la producción de asado para aumentar la de pollo y así satisfacer nuestra mayor demanda. En cambio, en Argentina, a los empresarios no se los incentiva por satisfacer a la gente para triunfar, sino que, mediante apretones de manos con los políticos de turno, no dejan entrar competencia y así no se preocupan por mejorar productos o bajar precios, beneficiándose ellos mismos en detrimento de nosotros los consumidores.

Otro tema que los socialistas notan mucho y pone en alerta su sentido común es decir; ¿como que Jeff Bezos -fundador de la mayor empresa del mundo, Amazon- tiene tanto dinero mientras gente en su mismo país muere de hambre? Eso los lleva a pensar que tienen que robarle la riqueza a Bezos para redistribuirla como al político de turno mejor le parezca. Ellos creen que la riqueza esta dada, es la que hay y no puede crearse más, solamente queda repartirla más equitativamente. La realidad es que eso es falso y los datos están a la vista, la riqueza no es estática sino que se crea día a día, cada centavo ganado por Bezos no es un centavo menos de otra persona del mundo, sino que fue creado mediante el proceso de descubrimiento empresarial para producir con los mismos recursos escasos, mayores cosas. 

Primero los datos decía Milton Friedman. 
En 1990 existían 1850 millones de personas en pobreza extrema a nivel mundial, en 2015 el numero bajó a 700 millones, es decir, en 29 años el despiadado capitalismo sacó de la pobreza a 1100 millones de personas. La mayoría de socialistas que se vieron atrapados por discursos emocionales cuando investigan evidencia y datos duros comienzan a apoyar al capitalismo, y esas son personas nobles que se rectifican dejando de lado el ego y tienen mi profunda admiración. Otros, una minoría muy pequeña, continúan diciendo que a pesar que saca millones de personas de la pobreza existe mucha desigualdad. Esa pequeña minoría tiene una envidia que los ciega, preferirían comer pasto junto al vecino antes que comer bien pero soportar que el vecino lo haga aún mejor que ellos -claro que no soportarían ver eso-. Esa gente es la culpable de nuestra decadencia, los que prefieren a todos igualmente pobres que a todos desigualmente ricos. El problema es que sus discursos vacíos de datos pero muy emocionales, haciéndolos ver como los buenos, llegan mejor a la gente, y ahí es donde debemos hacer un mea culpa para admitir que no supimos llegar a la gente masivamente como ellos, intentando reforzar los debates para desentrañar sus mas profundas mentiras y algún día poder retomar la senda capitalista por la que íbamos junto a Australia hasta la llegada de Peron -quien tiene amigos o familiares viviendo en Australia saben que sus hijos, muy inteligentemente, votaron CON SUS ZAPATOS al capitalismo asentándose allá, simplemente por que los países socialistas de los que escapan SON INVIABLES y no les permiten vivir dignamente.

Escribo este texto largo y pesado para invitar a reflexionar a mis buenos amigos socialistas o con incógnitas a mitad de camino, que son de las personas más inteligentes y nobles que conozco y que más miran la realidad de los demás, pero de forma equivocada, siendo muy tarde cuando abren los ojos.

Edito: el salario argentino en dólares y el gráfico rápidamente quedan viejos en un país como Argentina, el salario con la reciente devaluación debe situarse mucho más abajo y en el índice retrocedimos muchos puestos, especialmente con el reciente control de capitales. 


 

Últimos 5 Artículos del Autor
[Ver mas artículos del autor]